Belén Barroso Menu

Permalink:

Belén Barroso CarreñoReply

Escribir un libro, para alguien será fácil, para mi no lo es. Me gusta hacerlo e intentarlo pero me cuesta. Me cuesta encontrar la inspiración y que siga en mi cabeza mucho tiempo, al menos el necesario, pero con el trabajo, con Carla, con los perros, con lola, con la casa… se me va. La musa se me va y a veces vuelve otras no.

Mi primera novela tardó en salir toda de mi cabeza unos 3 meses. En salir, luego en ir retocando y cambiando cosas algo mas. Sacando tiempo algunas noches mientras Carla duerme y mi cabeza está despejada y abierta.

El día de mañana me gustaría dedicarme, quizá, a solo escribir, tener mi retiro unos días y solo escribir y escribir. Ahora eso no puedo hacerlo y tampoco quiero.. pienso en que si tengo tiempo libre quiero pasarlo junto a mi familia.

Pero ya lo dicen, nada es fácil en esta vida… y aunque me cueste una vida al final habrá recompensa.

Ando buscando musa para mi segundo libro. Lo he empezado pero me estanco en cada palabra… necesito una fuente de inspiración, una cara bonita y musculosa que me haga imaginar de todo y mas.

 

  • Thanks for leaving a comment, please keep it clean. HTML allowed is strong, code and a href.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.

Permalink:

Aborto.

Septiembre fue un mes triste.
Una mudanza agotadora, peleas con la familia ocasionadas por… vete a saber, las hormonas quizás… y la revisión de las 12 semanas con amargas noticias: ”no hay latido”.
Mira que algo dentro de mi lo sabía. Ese súper poder que yo siempre digo que tenemos las madres, como esa intuición. Pero claro, siendo lo que era… pues no me lo quería creer. Y así fue. NO hay latido. Y mientras miraba la pantalla del ordenador donde se veía el cuerpo yacente de mi ”bebé” paradito, de mis ojos brotaban mas y mas lágrimas. Estaba sola, porque en la sanidad publica está esa estúpida regla que no dejan entrar niños a las ecografías y como nadie podía quedarse con Carla, mi hija, pues papi se tuvo que quedar con ella. Sola, triste, hundida y tocada.
No te explican nada. Te dicen que vayas al hospital… y pienso en como cojones voy a llegar ahí sin llamar la atención de toda la gente con la que me cruzo. Sin caerme de bruces.
Solo pienso en que necesito un abrazo y corro a casa, antes incluso de ir al hospital… necesito ver a mi novio, necesito que me diga que todo va a salir bien… aunque ya nada puede salir bien.
Mas tarde, cuando me explican mis opciones siento miedo. En mi cabeza solo retumban las palabras legrado, anestesia, sangrado, latido… y mientras, mi mano sola posándose en la barriga, acunando a mi bebé y rezando para que vuelva a latirle el corazón.Hoy, hace un mes que me practicaron un legrado bajo anestesia. Me dormí en quirófano y me desperté mas vacía que nunca.

Solo hay una cosa que me hará sentir mejor, que me quitará por fin esa sensación de vacío… es volver a llenar mi tripa con el amor mas incondicional que una madre puede sentir.

Sigo esperando a dejar de sangrar la dichosa cuarentena. Sigo esperándola la luz verde para que me dejen volver a intentarlo. Y luego… una dura batalla de 40 semanas muerta de miedo y temiendo hora tras hora lo peor.

 

  • Thanks for leaving a comment, please keep it clean. HTML allowed is strong, code and a href.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.